Skip to content

Dictadura o no dictadura

10.01.2008
by

De las pasadas jornadas de puertas abiertas del Senado este mes de Diciembre, mis padres han traído varios folletos, panfletos, etc., que daban a los visitantes. Me ha llamado la atención un finito libro sobre el Senado que explica lo que es esta cámara de representantes, sus funciones, etc. Los capítulos a los que he ido derecho descartando el resto son el primero, “Breve historia del Senado Español” y el séptimo, “El Palacio del Senado: sede y patrimonio histórico”.

Este último cuenta la historia del Palacio del Senado, desde que empezó a ser la sede de la Cámara, sus transformaciones y arreglos más modernos.
La primera vez se utilizó en Madrid fue en la Iglesia del Convento de los Padres Agustinos Calzados, fundado por Doña María de Aragón a finales del sXVI. A partir de entonces se siguió utilizando este convento como reconvertido palacio legislativo.
Con el tiempo la iglesia del antiguo convento se transformó en el salón de sesiones. En 1845 se realiza la primera gran reforma del convento, para convertirlo en un edificio de magnífica fachada de estilo, sobre una composición general de corte romano. A partir de 1870 se incorpora la biblioteca, de elementos de fundición en estilo gótico inglés y localizada en un antiguo claustro.
Se construyó un salón de conferencias y en los años 50 del sXX se transforma completamente la fachada quedando tal y como está hoy.

Como se quedaba pequeño se amplió con un nuevo edificio inaugurado en 1991. Despachos de senadores, salas de reuniones, un nuevo salón de plenos de hemiciclo en grada, etc. El Senado tiene además una pinacoteca en gran parte de artistas nacidos en las primeras décadas del xXIX, característica de temas históricos, reflejando momentos significativos o legendarios de la historia de España y una galería de retratos de Reyes, Presidentes del Senado y Maestres de Campo.
Últimamente se ha ido incorporando una colección de obras relevantes de artistas contemporáneos.

También tiene una colección de esculturas de personajes históricos, bustos de políticos y anteriores miembros del Senado y también obra contemporánea.
Por último la Biblioteca con más de 300.000 volúmenes, siendo 131.000 de ellos del fondo histórico.

Y a lo que iba, en el capítulo de la historia del Senado, se cuenta las distintas etapas por la que ha ido pasando esta Cámara desde la constitución de Cádiz de 1812, sus periodos legislativos, la elección de sus miembros, etc.

LLega un párrafo que me ha dejado sorprendido y que paso a copiar literalmente lo importante:

“En 1923, durante la Dictadura de Primo de Rivera, el Senado fue disuelto.

Durante la etapa de jefatura del Estado de Franco Bahamonde no hubo Senado. El Consejo Nacional del Movimiento ocupó su sede en el palacio de la plaza de la Marina Española.”

No lo entiendo, no hay que ocultar la realidad, para bien o para mal, guste o no. Debería decir:
“Durante la Dictadura de Francisco Franco Bahamonde no hubo Senado….”.
Evidentemente mucho más fiel a la realidad y sin querer pasar nada de tapadillo. A estas alturas me parece absurdo y si, el librito del Senado es majo pero cosas como esta, a mi opinión, le hacen desmerecer mucho.
En la web también dice la misma frase que en el libro.

(Del librito)
“Textos
Edición preparada por don Fernando Santaolalla López
Director de Estudios.

Secretaría General del Senado.
Dirección de Estudios.
Departamento de Publicaciones.

Depósito Legal, 2007.”

Ay, ay, ay…

Salu2.

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: