Skip to content

Paranoias en la Transitable Oscuridad III

27.04.2007
by

Retomo el tema I y II ya que hay novedades.

El Papa Benedicto XVI resucita el infierno y entierra el limbo.
Parece que se lo toman en serio y todo fijate.

Un resumen de las noticias.

Desde hoy, los niños que mueren sin ser bautizados no irán al limbo, sino al Cielo.
El limbo ha sido abolido oficialmente. Hay bases teológicas y litúrgicas serias para creer que cuando mueren, los bebés no bautizados se salvan.
Para su abolición, los teólogos han considerado que el limbo es “una visión demasiado restrictiva de la salvación”.

La Iglesia Católica borra el limbo después de siglos.
Los teólogos que aconsejan al Papa han concluido que como Dios es compasivo ‘quiere que todos los humanos sean salvados’.
También se dice que la merced prevalece sobre el pecado, y la exclusión de los bebés inocentes de los cielos no parece reflejar el amor especial de Cristo hacia los niños, según cita el CNS, perteneciente a la Conferencia Episcopal de Estados Unidos.
El concepto de limbo debía ser abandonado porque era ‘sólo una hipótesis teológica’ y ‘nunca una verdad definida o fe’.

El Papa Benedicto XVI resucita el infierno y entierra el limbo.
Contradice las palabras de Juan Pablo II en 1999. Benedicto XVI dijo: “El infierno existe y es eterno”.
El Papa ha decidido retomar la línea más clásica de la Iglesia resucitando la idea del infierno, desestimada hace años por Juan Pablo II, que vinculó el infierno a una situación espiritual metafórica en 1999, desmarcandose de la concepción clásica del infierno, la idea de la salvación se había basado siempre en una dualidad “bien-mal”: existe gente buena porque existe gente mala, y existe premio porque existe castigo; al menos, esa era la base sobre la que se edificaba la idea de “salvación” en la religión cristiana.
“El infierno indica más que un lugar, la situación en la que llega a encontrarse quien libremente y definitivamente se aleja de Dios, fuente de vida y de alegría”.
El Vaticano, tras años de debate interno, ha decidido finalmente eliminar la idea de “limbo”.

Y regresa el infierno.
La muerte no suponía, hace unos años, un trámite doloroso desde el punto de vista cristiano: con el cielo como objetivo y el limbo como consolación, no existía un castigo para el pecado; ahora el Papa ha decidido enmendar la situación y ha restituido la situación clásica, aunque sin el limbo: o te salvas, o te condenas.

Eso, nada de medias tintas, que carajo, al cielo o al pozo.
Pues no estoy de acuerdo, con lo que he usado yo el limbo en mis desvariaciones y enajenaciones mentales y bien que me ha venido.
¡Yo pienso seguir usandolo! Aunque bueno, si queremos algo más terrenal, podemos ir a Babia, que existir, existe, y está en Asturias, no es coña.

Hay que ver, estos chicos del Vaticano que entretenidos están. No se aburren no.

Salu2.

Anuncios
3 comentarios leave one →
  1. warmae permalink
    28.04.2007 01:43

    de quién tendrán tanto miedo…?

  2. 10.05.2007 13:22

    Intentan recuperar antiguos miedos para controlar a las masas…

  3. warmae permalink
    11.05.2007 00:59

    Sin duda alguna, Torcuato. Pero ya es hora de que el “buen rollito” empiece a mover a las masas, no? Qué subnormales que somos los humanos…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: