Skip to content

Hoy es un gran día

28.10.2004
by


Hispano-Aviación HA-200 Saeta, 1955, nuestro primer reactor.

Seguimos en el ciclo. Verano, otoño, invierno, primavera, verano… Lógico, no? Ahora que ya no tenemos el sol de antes, pongo plato pequeño y a aguantar como sea las rampas. Bueno, todo es como cada uno lo vea o como te lo tomes, similar a lo del vaso medio lleno, medio vacío. Hay días y días.

Recuerdo la época del instituto, je, je… Entonces, tenía unos 3 meses de verano para sobrecargar las pilas y aunque había que aterrizar al comenzar el curso, lo llevaba bien. Tenía 5 evaluaciones. En las 2 primeras, hasta diciembre, todo bien, a veces sobrado otras normal y llegaban las vacaciones de Navidad, parón y a mí me paraba toda la maquinaria. Volver en enero si que era una buena cuesta. Ya el primer día tenía que hacer un aterrizaje de emergencia. Caía en picado sobre mi pista de aterrizaje, en el último momento levantaba el morro y zumbaaa! pegaba un zambombazo contra el suelo, empezaba a pegar botes, sacaba los paracas, pisaba el freno a tope, las ruedas bloqueándose, la pista ya terminada giraba a la izquierda, joder, esto no frena, volantazo, la cola derrapando, salgo de la pista a la tierra, empiezo a pegar trompicones, mecachis, intento volver a la pista, el ala derecha se vuelca hacia el suelo, chispazos, esto es insostenible, pacaaa! el ala se parte, el costado derecho se quiere agarrar al suelo, empiezo a hacer giros, las llamas empiezan a surgir, topo con algo y prácticamente paro, fuego, bomberos, espuma… ¡Fulanito! – me grita el profe al oído – ¡vuelva de Babia!

Reparado a medias el aparato, con las ruedas quemadas y la mierda que tenía en la pista, era complicado coger una buena aceleración para los sucesivos despegues. Mi velocidad era pésima. En la tercera evaluación ya me quedaba una. Otro parón en semana santa y en la cuarta me dejaba dos. LLegamos a la quinta, sprint final antes del verano y el aparato hecho una auténtica tartana. Un espectáculo digno de una exhibición aérea. Me lanzaba a la pista desde una rampa de varios metros para ayudarme a coger velocidad, el depósito lleno lo justo para llegar a la meta y que no lastre el peso, arriesgando a quedarme sin combustible a pocos metros de la meta y acabar planeando. Daba igual si me estrellaba mientras fuera pasada la meta. Y al final acababa arrastrando una pierna, pero con el objetivo conseguido, otro verano por delante.
Hoy en día después de un puente, espero el siguiente, como en el juego de la Oca, tirando del calendario con una cuerda para acercar los días, o algunas vacaciones, pero son lo más 2, 3, rara vez 4 semanas, ya no son 3 meses y el ciclo se me hace más contínuo, sin nada que rompa su ritmo.
A pesar de todo, la experiencia vale de algo y ahora mi aparato es bastante resistente, aunque sin hacer alardes gratuitos. Eso sí, no me evita pegarme algún susto con las turbulencias de vez en cuando. Una vez pasadas, le doy una palmadita, “bien, bien, majete, tas portao”

Si no lo habéis hecho, visitad alguna vez el aeropuerto Madrid-Cuatro Vientos, el más antiguo de España, La Fundación Infante de Orleans. En la actualidad es uno de los aeropuertos civiles con mayor actividad privada y de escuela. Alberga también el Museo del Aire y podréis observar la colección de aviones históricos en vuelo. También hacen exhibiciones aéreas. El museo, abierto al público en el hangar nº 5 del aeropuerto. Es posible concertar una visita que incluye el Museo de la Fundación, además de otras instalaciones del aeropuerto. De martes a sábado de 11:00 a 14:00 horas. Entrada gratuita. Paseo de Extremadura, km. 10.500, Metro L10 Cuatro Vientos, autobús interurbano 511 Madrid (Ppe Pío)-Alcorcón, parada Cuatro Vientos (De Blas y Cía)

Sí, hoy es un gran día.

Salu2.

Anuncios
One Comment leave one →
  1. 28.10.2004 16:32

    Me has dado directo en el corazón. Llevo años intentando ir al primer domingo de mes, cuando se realiza la exhibición aérea. Tengo unas ganas terribles de ver esos warbirds en vuelo. Y de paso darme una vuelta por el museo. Por cierto tienen unos Bücker Jünman y Jünmeiter que son una maravilla volante.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: